Árabe fusha y árabe dialectal: ¿Diglosia o bilingüismo?
August 16, 2012
Si estás en Madrid o Córdoba: Conferencia sobre caligrafía árabe
September 8, 2012

El diminutivo (التصغير)

Hoy toca un poco de gramática. De gramática tonta, anecdótica. Una de esas lecciones a las que nunca llegas porque se trata de reglas arcaicas o en desuso. La mayoría de este tipo son puñeteras y tediosas, pero la que vamos a ver hoy es, en mi opinión, hasta entrañable. ¿Sabéis que podéis formar el diminutivo de casi cualquier palabra en árabe? Decir “pequeñito”, “mujercita”, “cosita”, “Husseinito”… y cualquier otra que se os ocurra. No es difícil, ya veréis.

El diminutivo (que en árabe se denomina تصغير, masdar de صغّر, “empequeñecer”) está, en efecto, en desuso, y no es fácil encontrarlo en textos usado de forma consciente y espontánea. Sin embargo, sí que aparece en numerosos topónimos, antropónimos y palabras del léxico común, como بُحَيْرة (“lago”, diminutivo de بحر, “mar”), جُنَيْنة (“jardín”, diminutivo de جنّة, “paraíso”), مُدَيْنة (diminutivo de مدينة, del que proviene el nombre propio “Almudena”), قُبَيْل (“poco antes”, diminutivo de قبل, “antes”), قُنَيْطرة (Quneitra, la capital siria de los Altos del Golán, que significa “puentecillo”)…

La mecánica para formar el diminutivo es simple, y con los ejemplos anteriores seguramente la intuyáis. Consiste en vocalizar con damma la primera consonante, vocalizar con fatha la segunda consonante y añadir una ي con sukun entre la segunda y tercera consonantes. Así de fácil. Así, de كَلْب obtenemos كُلَيْب, de نَهْر obtenemos نُهَيْر, de أَسَد obtenemos أُسَيْد…

Con las palabras trilíteras es así de simple, pero la formación de un diminutivo se puede complicar (no mucho) si la palabra tiene más de tres letras, alguna de ellas es semiconsonante, se trata de un plural fracto, etc. Veamos las posibles eventualidades y cómo tratarlas:

Palabras cuatrilíteras

Si se trata de una palabra masculina el diminutivo se forma tal cual lo hemos visto: De دِرْهَم sale دُرَيْهَم.

Si se trata de una palabra con marca de femenino (ة، اء، ى), que tenga terminación de femenino plural (ات) o termine en ان, se forma como ya hemos visto y se mantiene esa terminación. Ejemplos: De مدينة sale مُدَيْنة; de سلمى sale سُلَيْمى; de سوداء sale سُوَيْداء; de أوقات sale أُوَيْقات; de سكران sale سُكَيْران, etc.

Palabras cuya segunda letra es “débil” (حرف عِلّة)

Si la tercera letra de la palabra de la que queremos formar el diminutivo es una consonante débil (و، ي، ا), tanto si la palabra tiene tres letras como si tiene cuatro, hay que acudir a la raíz y formar el diminutivo a partir de la letra que da origen a la consonante débil. Me explico: si te encuentras con la palabra باب y quieres formar su diminutivo, lo que has de hacer es averiguar la raíz de dicha palabra. Una vez encuentres que la raíz es ب ـ و ـ ب, sabrás que el origen de la alif es una waw, por lo que podrás sustituir la alif por la waw y formar el diminutivo: بُوَيْب. Otro ejemplo: ميزان proviene de و ـ ز ـ ن, por lo que habrá que sustituir la ي por la و de la raíz y a partir de ahí formar el diminutivo: مُوَيْزين.

Ahora bien, si esa segunda letra no proviene de la raíz sino que se ha añadido (como es el caso de la alif del participio activo), esa letra se torna و y con ella se forma el diminutivo. Ejemplo: El diminutivo de خادم es خُوَيْدم.

Palabras cuya tercera letra es “débil”

Si la letra débil se encuentra en tercera posición, se cambia a ي. Como se acaba juntando con la ي añadida para formar el diminutivo, ambas ي se unen bajo una shadda. Ejemplos: el diminutivo de عصا es عُصَيّ; el de عجوز es عُجَيِّز; el de جميل es جُمَيِّل…

Palabras cuya cuarta letra es و o ا

Si la cuarta letra es و o ا, se transforma en ي y se forma el diminutivo. Por ejemplo: De عصفور se forma عُصَيْفِير y de مفتاح se forma مُفَيْتِيح. Es por ello que el diminutivo de ميزان, que vimos antes, no es مويزان sino مويزين.

Diminutivo de plurales

Si se trata de un plural sano, se forma de la manera habitual, manteniendo la marca de plural.

Para los plurales fractos de los llamados جمع القِلّة (aquellos bajo las formas أَفْعَل، أفْعال، أفْعِلة y فِعْلة), el diminutivo se forma directamente sobre el plural. Ejemplos: el diminutivo de أقلام es أُقَيْلام, el de أسئلة es أُسَيْئلة, etc.

Para el resto de plurales fractos (los denominados جمع الكثرة) hay que acudir al singular y formar el diminutivo con él. Si se trata de un plural de persona (masculina), se le añade la terminación ون (como con شعراء, cuyo singular es شاعر y su diminutivo, por tanto, es شُوَيْعرون). Si se trata de un plural de cosa o de persona femenina se añade la terminación ات (como con جمال, cuyo singular es جمل y cuyo diminutivo, por tanto, es جُمَيْلات; o con دراهم, cuyo diminutivo será دُرَيْهمات).

Diminutivo de femeninos sin marca (مؤنث معنوي)

Para palabras femeninas de tres letras sin marca de femenino (ة، اء، ى) se forma el diminutivo de la manera habitual y se añade una ta marbuta, como شمس, que se convierte en شُمَيْسة, o أرض, que se convierte en أُرَيْضة. Igual si se trata de un nombre propio femenino, como هِند, que en diminutivo sería هُنَيْدة.

Ahora bien, si se trata de una palabra femenina cuatrilítera sin marca de femenino no hay que añadirle la ta marbuta, como es el caso de مَرْيَم, cuyo diminutivo es مُرَيّم.

Otros casos

Las anteriores son las situaciones más comunes, pero la casuística puede complicarse.

Por ejemplo, si de la palabra cuyo diminutivo queremos formar ha desaparecido una de las radicales, hay que recuperarla acudiendo a la raíz. Por ejemplo, el diminutivo de أب (cuya raiz es أ ـ ب ـ و ) es أُبَيّ. Si en el proceso de “desaparición” se ha añadido una hamzat al wasl (همزة الوصل), para formar el diminutivo hay que deshacerse de ella. Por ejemplo, ابن, cuya raiz es ب ـ ن ـ و, tiene como diminutivo بُنَيّ (diminutivo, por cierto, que sí es común encontrarse). Por último, si una palabra con radical desaparecida termina con ت, esa ت hay que sustituirla por una ة. Ejemplo: بنت (raíz ب ـ ن ـ و), cuyo diminutivo es بُنَيّة.

Para nombres propios compuestos mediante idafa basta con formar el diminutivo del primer término. Ejemplo: عبد الله sería عُبَيْد الله.

Por último, también puede formarse el diminutivo de palabras invariables (الاسماء المبنية), pero es algo sumamente extraño, y solo se encuentran ejemplos en textos muy antiguos. Ejemplos: de الذي se forma الذيا, de اللتي se forma اللتيا, de ذا se forma ذيا…

 

Eso es todo. No era tan difícil, ¿verdad? ¡Disfrutad empequeñeciendo!

 

 

17 Comments

  1. Claudia says:

    Llevo un rato dándole a la cabeza y la verdad es que, si fresa, por ejemplo, es فراولة, no me sale el diminutivo. ¿Podrías echarme una mano?
    شكرا

  2. nani says:

    Hola!
    Entonces, ¿cómo sería el Diminutivo para: “Mu3al-lim” y “sayyaara”?
    Gracias!

    • Tony Galán says:

      ¡Hola, Nani!

      El diminutivo de معلّم sería مُعَيْلِم (la shadda desaparecería, creo), y el diminutivo de سيارة sería سُيَيِّرة

  3. Ariel Barrera-Haddad says:

    hola tony, yo quiero saber si en el caso de la palabra Habib, es un diminutivo de Hob(amor) o si Hadid es un diminutivo de Hadda(filo)?

    • Tony Galán says:

      Hola, Ariel, ni حبيب (habib, “cariño”, “amor”, “amante”) ni حديد (hadid, la mayoría de las veces “hierro”, aunque también “afilado”, como bien señalas) son diminutivos, sino que son lo que se conoce como صفة مشبهة باسم الفاعل (algo así como “adjetivos similares al participio activo”), que son los adjetivos derivados del verbo que señalan cualidades permanentes de lo adjetivado. Hay cantidad de formas (أوزان), además de la que mencionas, que se engloban dentro de esta clasificación, si te interesa podemos hacer un post sobre este tipo de adjetivos.

      Esperamos haber sido de ayuda.

      Un saludo

      Un saludo

  4. Aram says:

    Me acabo de dar cuenta que no hablamos de eso tan libanés como:
    نتّوفة: un poco
    لقّامة: un bocadito
    فتفوة:una miguita
    نعّوسة: un sueñecito

    سلّم ديّاتك!
    Aram

  5. Jorge Luis says:

    Hola Tony!!! Qué tál? Fascinante Blog, te felicito!!! sabes yo toco el Derbake en estilo Libanés, me puedes ayudar diciéndome cómo se dice “tamborcito” ó tambor (tabal)de una forma cariñosa en árabe por favor?
    Gracias de Antemano…!!!

    • Tony Galán says:

      ¡Hola, Jorge Luis!

      En árabe normativo se puede decir “tamborcito” طُبَيْل, que se pronuncia tubail. Pregunté a algunas amigas libanesas cómo formarían el diminutivo de tabal en dialecto libanés (pues el proceso de formación del diminutivo es diferente), pero no fueron capaces de decirme uno.

      Espero haberte ayudado. ¡Un saludo!

  6. Aram says:

    Querido Tony:
    Muchas gracias por compartir tus apuntes. Tu explicación es mucho más extensa que la de Asín Palacios (1939), que sólo da el esquema básico, o que la de Ahmed Heikal (1977) que ni lo menciona. Es mucho más clara que la hermética gramática de Corriente. Es incluso mejor que las más recientes, aunque escuetas, explicaciones de Waleed Saleh (2001) y Joana Hernández (2009). Le andan bastante a la par las muy prácticas y completas explicaciones de Musa Abbud (1956) y Busquets Mulet (1970, 5ª ed.). Pero como ya, seguramente, son difíciles de encontrar y consultar… además, la tuya resulta muy amena, intuitiva y amistosa…
    Pero te has preguntado ¿porqué todas mantienen el mismo enfoque didáctico? ¿Porqué no avanza la metodología de la EALE?
    Un abrazo. Aram

    • Tony Galán says:

      ¡Vaya, Aram! ¡Me ruborizas! Muchas gracias por tus cálidas palabras, pero el mérito no es mío. Me he limitado a trasladar los apuntes de gramática árabe que tomé en Beirut, pues en las gramáticas que yo manejaba se mencionaba muy de pasada. Me alegro de que pueda ser útil y despierte interés.

      En cuanto a tu pregunta, no sabría contestar, pero seguramente se ofrezcan enfoques muy interesantes en el congreso Arabele que se celebrará el último fin de semana de este mes en la sede de Casa Árabe en Madrid.

      ¡Un abrazo!

      • Aram says:

        A lo que me refería es a que… todas esas explicaciones morfologicas de mecánica de derivación, a los principiantes, no nos sirven de gran cosa. Lo que hacemos es aprender los diminutivos como unidades léxicas ya acuñadas, es decir, igual que no construimos el “nombre de lugar” de la raíz semantica “escribir” para decir “escritorio/oficina”, no construimos el diminutivo de بحر para decir “laguna”; sino que nos aprendemos “بحيرة” tal y como, y además, aprendemos a utilizar los diferentes usos que pueda tener.
        Por eso, lo que hay que enseñar-aprender son los usos comunicativos del “Diminutivo”. Yo, una vez que han aparecido en el uso normal de la lengua, les hablo de cosas como:
        استعمالات التصغير في المغرب
        1. Los diminutivos sirven, en general, para designar “tamaño menor” en los sustantivos y “cantidad menor” en el significado calificativo de los adjetivos.
        بويبة: una puertecita
        القهوى سخيخن: el café está calentito
        2. El uso del esquema فُعَيْل suele conllevar, hoy en día en القصحى, una influencia modal en el significado. Ej.: كُتيْب designaría un libelo, folleto u opúsculo, mientras que para decir “librito” se utilizaría كتاب صغير.
        3. Puede implicar intensificación del significado original:
        قبل< قبيل: (más que) antes
        شيء< شوية: (menos que) un poco
        صغير< صغيور: (más que) pequeño
        4. Acercamiento o alejamiento afectivo, condescendencia, complicidad…:
        جيب لي شي كويس د أتاي: tráigame un vasito de té
        عجيوزة: una ancianita
        مسكين< مسيكن : pobrecito
        No es un “pobre” pequeño, sino un pobre, o simplemente una persona, por quien sentimos lástima o cariño.
        4. a. En este aspecto es muy frecuente para modificar los patronímicos:
        وجدي< وجيدي: nativo de Oujda
        فاسي< فويسي: nativo de Fez
        مكناسي< مكينسي: nativo de Mekinés
        5. Lenguaje femenino o infantil:
        كول خبيّز ا ولدي: ¡come panecito, hijo!
        عطيني شي طريّف: ¡dame un trocito!
        6. A veces, añade un matiz de humildad. Se suele utilizar cuando se habla de algo propio para no aparentar arrogancia:
        طوموبيل ديالي؟ كبيبر
        ¿mi coche? es grandecito (no está mal de tamaño)
        عندي واحد البويرو ما بيه ش
        Tengo un despacho que no está mal
        هو البويّت ديالي
        ésta es mi habitación
        7. Intención amortiguadora del significado:
        غليطة شوية : es gordita
        هو بخيخل: es un poco tacaño
        نكيكم: mudito
        مضيرب: pobrecito (golpeado por el destino)
        8. Utilizado con un nombre con terminación ـة tiene intención cuantificadora (= un poco)
        لحم< حصني لحيمة: póngame (un poco de) carne

        Un abrazo
        Aram

        • Tony Galán says:

          ¡Muchas gracias por compartir, Aram! Efectivamente, la formación morfológica del diminutivo me la sé al dedillo, pero no estaba tan al tanto de su pragmática, que es lo que de verdad debería importar: identificar que se trata de un diminutivo y conocer su intención.

          ¡Un abrazo!

  7. Abu Ilyás says:

    ¿”En desuso”? No desde luego en Marruecos, sin ir más lejos, donde un vasito sigue siendo un كويس (no confundir con el كويس de Oriente Medio), un culito una سويوة, unas aceitunitas unas زويتنات y un diablillo un شويطن (y si es “lindito”, زْويوَن), por sólo mencionar algunos ejemplos de los muchos que se me ocurren.

    Y qué decir del diminutivo al que se da probablemente más uso en todo el mundo árabe: شوية.

    • Tony Galán says:

      Con “en desuso” me refería a que no es fácil encontrarlo en los textos de forma espontánea, más allá de palabras que el uso ha hecho comunes como بَحيرة o بُعَيْدَالظهر. En cualquier caso, se trata de una impresión, no tengo ningún dato estadístico, así que seguramente se use más de lo que ahora pienso.

      El caso del marroquí no lo conocía, así que muchas gracias por compartir los ejemplos 😉

      • Abu Ilyás says:

        Así lo supuse, Tony. Es cierto que el diminutivo, un recurso típicamente afectivo, ha perdido productividad en la lengua normativa, y que probablemente es en el Norte de África donde más la tiene en la nativa (para que luego haya quien pretenda que estas variedades tienen poco de árabe), aunque la haya mantenido también, en menor grado, en otras zonas.

        Sólo pretendía recordar que hay otros árabes que a menudo pasan desapercibidos, pese a su cercanía, y en los que cobran sentido cosas que ya no lo tienen, o lo tienen menos, en el normativo.

        • Tony Galán says:

          Tienes razón, se menosprecia muy injustamente al árabe marroquí por “no ser árabe”. Y eso, además de discriminatorio, es falaz.

          Justamente lo hablaba con una amiga marroquí hace unos días. Se quejaba de que gran parte del léxico que utilizan en
          Marruecos proviene de la lengua árabe clásica clásica, pero que el tiempo ha dado prioridad en el árabe estándar a unas unidades léxicas sobre otras. Las que se usaban desde antiguo y aún se usan en Marruecos han quedado en desuso en la lengua normativa, por lo que desde fuera nadie las (re)conoce.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *